jueves, 25 de agosto de 2016

El Papa a la hora del Ángelus
"La oración es la primera herramienta de trabajo"
2016-07-24 Radio Vaticana
(RV).- La importancia de la oración como “herramienta de trabajo” y  como salvación de vida fue el concepto fundamental que desarrolló el Papa Francisco en su reflexión antes de rezar el Ángelus del cuarto domingo de julio en la Plaza de San Pedro. “Señor, enséñame a rezar”, es la frase que Francisco destacó del Evangelio del día (Lc 11, 1-13) recordando que la palabra “Padre” es el secreto fundamental de la oración. “Es la llave que Él mismo nos da para que podamos entrar también nosotros en la relación de diálogo confidencial con el Padre”, afirmó.
Y en este sentido el Obispo de Roma subrayó también tres súplicas fundamentales de la oración del Padre Nuestro que son: “el pan”, a través del cual Jesús nos hace ver qué es lo necesario y no lo superfluo; “el perdón” con el que conocemos la misericordia infinita de Dios, y el tercer punto a resaltar es “no nos dejes caer en la tentación”, concepto que hace ser conscientes de nuestras condición siempre expuesta al mal y a la tentación. “No se puede vivir sin pan, no se puede vivir sin perdón y no se puede vivir sin la ayuda de Dios para no caer en las tentaciones”, aseguró.
Francisco recordó que la oración no consiste en convencer a Dios e insistirle con cosas superfluas, sino que sirve para hacer más robusta nuestra fe y nuestra paciencia, es decir “luchar con Dios por las cosas realmente importantes y necesarias”. Finalmente dejó claro que lo más importante de todo es el Espíritu Santo que sirve para “vivir bien y vivir con sabiduría y amor”. 
(MZ-RV)
Palabras del Papa antes del rezo a la Madre de Dios:
Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!
El Evangelio de este domingo (Lc 11,1-13) se abre con la escena de Jesús rezando, solo, apartado; cuando termina los discípulos le piden: «Señor, enséñanos a orar» (v. 1); y Él responde: «Cuando oren, digan: Padre…» (v. 2). Esta palabra es el "secreto" de la oración de Jesús, es la llave que Él mismo nos da, para que podamos entrar también nosotros en esa relación de diálogo confidencial con el Padre, que ha acompañado y sostenido toda su vida.
Con el apelativo "Padre", Jesús asocia dos peticiones: «Padre, santificado sea tu Nombre, que venga tu Reino» (v. 2). La oración de Jesús, y por lo tanto la oración cristiana, es ante todo hacer lugar a Dios, dejándole que manifieste su santidad en nosotros y haciendo avanzar su reino, a partir de la posibilidad de ejercer su señorío de amor en nuestras vidas.
Otras tres peticiones completan esta oración que Jesús nos enseña, el "Padre Nuestro". Son tres preguntas que expresan nuestras necesidades fundamentales: el pan, el perdón y la ayuda en las tentaciones (cf. vv 3-4.). No se puede vivir sin pan, no se puede vivir sin perdón, y no se puede vivir sin la ayuda de Dios en las tentaciones. El pan que Jesús nos hace pedir es aquel necesario, no el superfluo; es el pan de los peregrinos, el justo, un pan que no se acumula y no se desperdicia, que no sobrecarga nuestra marcha. El perdón es, ante todo, aquel que nosotros mismos recibimos de Dios: solamente la conciencia de ser pecadores perdonados por la infinita misericordia divina puede hacernos capaces de cumplir gestos concretos de reconciliación fraterna. Si una persona no se siente pecador perdonado, no podrá nunca hacer un gesto de perdón o de reconciliación. Se inicia en el corazón, en donde nos sentimos pecadores perdonados. La última petición, «no nos dejes caer en la tentación», expresa la conciencia de nuestra condición, siempre expuesta a las insidias del mal y de la corrupción. ¡Todos sabemos lo que es una tentación!
La enseñanza de Jesús sobre la oración continúa con dos parábolas con las que Él toma como modelo la actitud de un amigo con otro amigo, y la de un padre con su hijo (cf. vv. 5-12). Ambas nos quieren enseñar a tener plena confianza en Dios, que es Padre. Él conoce mejor que nosotros mismos nuestras necesidades, pero quiere que se las presentemos con audacia e insistencia, porque esa es la forma en que participamos en su obra de salvación. ¡La oración es la primera y principal "herramienta de trabajo" en nuestras manos! Insistir con Dios no sirve para convencerlo, sino para fortalecer nuestra fe y nuestra paciencia, es decir, nuestra capacidad de luchar junto a Dios por las cosas que son realmente importantes y necesarias. En la oración, somos dos: Dios y yo, que luchamos juntos por las cosas importantes. 
Entre ellas, hay una, la gran cosa importante que Jesús nos dice hoy en el Evangelio, pero que casi nunca le pedimos, y es el Espíritu Santo. ¡Dóname el Espiritu Santo!. Y Jesús lo dice: «Si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, cuánto más el Padre del cielo dará el Espíritu Santo a aquellos que se lo pidan». (V. 13). ¡El Espíritu Santo! Debemos pedir que el Espíritu Santo venga a nosotros. Pero, ¿para qué sirve el Espíritu Santo? Sirve para vivir bien, para vivir con sabiduría y amor, haciendo la voluntad de Dios. Que bella oración sería, en esta semana, que cada uno de nosotros pidiese al Padre: "Padre, ¡dame el Espíritu Santo!". La Virgen nos lo demuestra con su existencia, completamente animada  por el Espíritu de Dios. Que ella nos ayude a orar al Padre unidos a Jesús, para vivir no en manera mundana, sino según el Evangelio, guiados por el Espíritu Santo.
(Traducción de italiano: Griselda Mutual - Radio Vaticano)

El Papa recuerda a la víctimas de los violentos incidentes ocurridos en Múnich y Kabul
2016-07-24 Radio Vaticana
(RV).- En la hora de la oración del Ángelus el Sucesor de Pedro se mostró triste y preocupado ante las noticias relacionadas con el terrorismo y la violencia que causan tanto dolor y tantas muertes, y especialmente recordó los trágicos incidentes ocurridos en la ciudad alemana de Múnich y en Kabul, Afganistán. Aseguró estar cerca de las víctimas y familiares con su oración y pidió a Dios que inspire a todos propósitos de bien y de fraternidad.
En el día de ayer el Santo Padre Francisco publicó a través de la red social Instagram un mensaje en contra de la violencia y el terror: “Rezo por todas las víctimas del terrorismo en el mundo. ¡Por favor, nunca más terrorismo, es un callejón sin salida!”
Llamamiento del Papa:
"En estas horas nuestro ánimo se sacude una vez más por las tristes noticias relativas a deplorables actos de terrorismo y de violencia, que han causado dolor y muerte. Pienso en los dramáticos acontecimientos de Múnich en Alemania y de Kabul en Afganistán, donde han perdido la vida numerosas personas inocentes.
Estoy cerca de las familias de las víctimas y de los heridos. Los invito a unirse a mi oración para que el Señor inspire a todos propósitos de bien y fraternidad. Cuanto más insuperables parecen las dificultades y oscuras las perspectivas de paz y seguridad, aún más insistente debe nuestra oración".
(Traducción del italiano: Griselda Mutual, Radio Vaticano)
Telegrama del Papa por las víctimas de Múnich:
Además el Santo Padre envió un mensaje de pésame al cardenal Reinhard Marx, arzobispo de Múnich y Frisinga a través del cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado, en el que se lee cómo el Papa Francisco recibió con consternación la noticia del terrible acto de violencia sucedido en la ciudad de Múnich, en el “que murieron diversas personas sobre todo jóvenes y muchos otros fueron gravemente heridos”.  Francisco comparte el dolor de los supervivientes y muestra “su cercanía en su dolor”. Encomienda con su oración “a los difuntos en la misericordia de Dios”. También agradece a las Fuerzas de Protección y del Orden por su compromiso tan “atento y generoso”. Finalmente se lee en el telegrama que el Obispo de Roma imparte a todos su bendición “como prenda de esperanza”. 
(MZ-RV)

sábado, 2 de abril de 2016

REUNIÓN NACIONAL



Los Cooperadores Seglares del Divino Maestro, de la zona de España, nos reuniremos en Madrid los días 23 y 24 de Abril, del año en curso, para celebrar nuestra 19ª Reunión Nacional.


Quedáis todos convocados a  unas gratas jornadas de oración, reflexión, y convivencia.
¡Contamos con vuestra asistencia!


El Consejo Nacional

sábado, 27 de febrero de 2016

NOTICIAS DE TAIZÉ por e-mail.

Noticias de Taizé por e-mail. martes 23 de febrero de 2016

Taizé : 1400 jóvenes portugueses en el inicio de la Cuaresma
·         Cotonú: avanzan los preparativos del encuentro de septiembre
·         Riga: un encuentro europeo inédito en Letonia
·         Roma: oraciones diarias durante la Cuaresma
·         Un huerto solidario en la colina
·         En 2016 continúan las fraternidades provisionales
·         Una palabra bíblica: la misericordia
·         Para la agenda
·         Oración

Taizé : 1400 jóvenes portugueses en el inicio de la Cuaresma
Estas semanas de febrero se han caracterizado por la presencia de un enorme número de jóvenes portugueses; nunca había habido tantos al mismo tiempo: 1400 jóvenes de distintas regiones de Portugal visitaron la colina en el inicio de la Cuaresma. También vivieron el frío invernal de Taizé numerosos estudiantes franceses de secundaria y jóvenes de distintos países de Europa, al igual que un grupo de alumnos estadounidenses de secundaria.
Desde el punto de vista del ecumenismo también han sido unas semanas enriquecedoras. Con motivo de la semana de oración por la unidad entre los cristianos, hubo una oración el 18 de enero en la que participaron los responsables de las distintas Iglesias de la región, incluso, por primera vez, varios pastores evangélicos. El pastor Laurent Schlumberger, Presidente de la Iglesia Protestante Unida de Francia, vino unos días y animó un taller sobre el tema: “¿Qué palabras podemos usar para transmitir la fe hoy?”. Tres sacerdotes de China también pasaron una semana a Taizé para madurar un proyecto de vida comunitario.
Para acompañar espiritualmente el encuentro entre el Papa Francisco y el Patriarca Cirilo en Cuba, el hermano Alois escribió una oración que puede consultarse en línea <http://www.taize.fr/es_article20235.html> .

Cotonú : avanzan los preparativos del encuentro de septiembre
Hay varios hermanos en Benín y en los países vecinos para avanzar en los preparativos del encuentro de Cotonú, que tendrá lugar del 28 de agosto al 4 de septiembre. Dos pastores de Benín y Togo y dos jóvenes voluntarios de Togo estuvieron en Taizé para participar también en los preparativos. Puede verse en línea un vídeo sobre el encuentro de Cotonú <http://www.taize.fr/es_article20320.html>  en el que se presenta la próxima etapa africana de la peregrinación de confianza.
Riga: un encuentro europeo inédito en Letonia
En Valencia, el 30 de diciembre de 2015, el hermano Alois anunció: “Del 28 de diciembre de 2016 al 1 de enero de 2017 tendrá lugar el 39 encuentro europeo de jóvenes <http://www.taize.fr/es_article20302.html> . Nos reuniremos en la otra punta de Europa. Estos días estamos al sur, entonces nos desplazaremos al norte. Estos días estamos en las orillas del Mediterráneo, entonces estaremos en las orillas del Báltico, en un país donde no se ha celebrado aún ningún encuentro europeo, en Letonia, en la ciudad de Riga”.
Roma: oraciones diarias durante la Cuaresma
Empezaron en Roma las oraciones diarias que tendrán lugar durante toda la Cuaresma <http://www.taize.fr/es_article20195.html> . Se celebrarán dos veces al día, a las 12h y las 17h, todos los días de la semana, excepto el domingo, en la iglesia San Giovanni Battista dei Fiorentini. El hermano Alois estará allí durante los diez primeros días de marzo.

Un huerto solidario en la colina
Estos últimos años, en los encuentros internacionales en Taizé y otros lugares del mundo hemos intentado profundizar en la búsqueda de nuevas formas de solidaridad en la sociedad de hoy. Nuestra atención hacia la Creación es uno de los aspectos. Un fruto de esta reflexión - muy humilde pero concreto - fue la creación de un “huerto solidario” en Taizé <http://www.taize.fr/es_article20303.html> .
Los jóvenes y un hermano se turnan semana tras semana para trabajar en el huerto. Las verduras recogidas se donan a asociaciones de solidaridad, que se ocupan de su distribución en las ciudades y pueblos en los alrededores de Taizé.
En 2016 continúan las fraternidades provisionales
Las pequeñas fraternidades provisionales <http://www.taize.fr/es_article20305.html>  son desde 2014 una experiencia muy enriquecedora para las comunidades de acogida, las parroquias, los lugares de solidaridad que las reciben y para los jóvenes que viven esta aventura espiritual. Nos alegra, por lo tanto, que continúen en el futuro. Su vida está marcada por tres oraciones comunes al día, el trabajo pastoral y social con las comunidades cristianas locales, las visitas a las personas solas o en situación de desamparo, y la animación de oraciones abiertas a todos y de encuentros de jóvenes.
En febrero y marzo, equipos de jóvenes vivirán en Grzybow (Polonia), Lancaster (Inglaterra), Gyongyosoroszi (Hungría) y Sumy (Ucrania). En Francia, tres jóvenes estarán en Calais del 19 de febrero al 19 de marzo, para estar presentes en la “jungla” con los refugiados.
Una palabra bíblica: la misericordia [Ver este documento al final]
“Feliz los misericordiosos, porque obtendrán misericordia” (Mateo 5, 7) <http://www.taize.fr/es_article6830.html> [Recogemos este documento al final].
A los misericordiosos, Jesús no promete nada más que lo que ya están viviendo: la misericordia. En todas las demás bienaventuranzas las promesas contienen algo añadido, llevan más lejos: quienes lloran serán consolados, los limpios de corazón verán a Dios. ¿Pero qué es lo que Dios podría dar todavía a los misericordiosos? La misericordia es plenitud de Dios y de los seres humanos. Los misericordiosos ya viven de la vida misma de Dios.
Para la agenda
  • El Salvador y Guatemala. Después de una visita a El Salvador, un hermano animará oraciones y encuentros en Guatemala, en la región de Alta Verpaz del 15 al 18 de febrero, en el suroeste del país del 19 al 22, y cerca de la capital del 23 de febrero al 2 de marzo. Para más información, pueden escribir a encuentros taize.fr <#> .
  • Francia. Se celebrará una velada de oración y reconciliación <http://www.taize.fr/fr_article11985.html>  en unión con la comunidad de Taizé el jueves 17 de marzo a las 20 horas en París, en la iglesia Saint-Eustache, con las otras parroquias del decanato.
Oración
Al volver la vista hacia ti, Cristo, la confianza de la fe puede nacer y reaparecer en nosotros. El don de tu alegría nos ayuda a encontrar el valor de la espera, arraigado en la fidelidad de Dios mismo hacia nosotros.


Las noticias de Taizé por e-mail están disponibles en inglés, croata, francés, alemán, húngaro, indonesio, italiano, español, polaco y portugués. La suscripción es gratuita.

Nuevos suscriptores: Para recibir noticias de Taizé regularmente, ir a: http://www.taize.fr/taizenews.php?lang=es
___________________

UNA PALABRA BÍBLICA
LA MISERICORDIA
«Felices los misericordiosos, porque obtendrán misericordia» (Mateo 5, 7). A los misericordiosos, Jesús no promete nada más que lo que ya están viviendo: la misericordia. En todas las demás bienaventuranzas las promesas contienen algo añadido, llevan más lejos: quienes lloran serán consolados, los limpios de corazón verán a Dios. ¿Pero qué es lo que Dios podría dar todavía a los misericordiosos? La misericordia es plenitud de Dios y de los seres humanos. Los misericordiosos ya viven de la vida misma de Dios.
«Misericordia» es una palabra antigua. En el transcurso de su larga historia ha tomado un sentido muy rico. En griego, idioma del Nuevo Testamento, misericordia se dice éléos. Esta palabra nos es familiar en la oración Kyrie eleison, que es una llamada a la misericordia del Señor. Éléos es la traducción habitual, en la versión griega del Antiguo Testamento, de la palabra hebrea hésèd. Es una de las palabras bíblicas más bellas. A menudo se traduce simplemente como amor.
Hésèd, misericordia o amor, forma parte del vocabulario de la alianza. Del lado de Dios designa un amor inquebrantable, capaz de mantener una comunión para siempre, sin importar lo que acontezca: «Mi amor no se retirará de ti.» (Isaías 54,10). Pero como la alianza de Dios con su pueblo es una historia de rupturas y de nuevos comienzos desde la partida (Éxodo 32–34), resulta evidente que semejante amor incondicional suponga el perdón, sólo puede ser misericordia.
Éléos se traduce también por otra palabra hebrea, rahamîm. Esta palabra va a menudo junto con la palabra hésèd, pero tiene una mayor carga emocional. Literalmente significa entrañas, es una forma plural de réhèm, el seno materno. La misericordia, o la compasión, es aquí el amor sentido, el afecto de una madre hacia su hijo (Isaías 49, 15), la ternura de un padre por sus hijos (Salmo 103,13), un amor fraterno intenso (Génesis 43,30).
La misericordia, en el sentido bíblico, es mucho más que un aspecto del amor de Dios. La misericordia es como el ser mismo de Dios. En tres ocasiones, ante Moisés, Dios pronuncia su nombre. La primera vez dice: «Yo soy el que soy» (Éxodo 3,14). La segunda vez: «Tendré compasión del que tendré compasión, y tendré misericordia de quien tendré misericordia.» (Éxodo 33, 19). El ritmo de la frase es la misma, pero la compasión y la misericordia sustituyen al ser. Para Dios, ser el que es es tener compasión y misericordia. Lo que confirma la tercera proclamación del nombre de Dios: «El Señor, Dios clemente y compasivo, lento a la ira, rico en misericordia y en fidelidad» (Éxodo 34, 6).
Esta última fórmula ha sido retomada en los profetas y en los salmos, particularmente en el salmo 103 (versículo 8). En su parte central, (versículos del 11 al 13), este salmo se maravilla por la envergadura de la misericordia de Dios. «Como la altura del cielo sobre la tierra, así es su misericordia...»: es la altura de Dios, su trascendencia. Pero nos atreveríamos a decir que es también su humanidad: «Como un padre siente ternura por sus hijos...». Tan trascendente y tan cercana a la vez, la misericordia es capaz de quitar todo mal: «Como dista el oriente del poniente, así aleja de nosotros nuestros pecados.»

La misericordia es lo más divino en Dios, es también lo más realizado en el hombre. «Te corona de misericordia y de ternura», dice también el salmo 103. Es preciso leer este versículo a la luz de otro versículo del salmo 8 donde se dice que Dios corona al ser humano «de gloria y de belleza». Creados a su imagen, los seres humanos están llamados a compartir la gloria y la belleza de Dios. Pero es la misericordia y la ternura que nos hacen verdaderamente participar en la vida misma de Dios.
La palabra de Jesús: «Sed misericordioso como vuestro Padre es misericordioso» (Lucas 6,36) hace eco al antiguo mandamiento: «Sed santos como yo, el Señor vuestro Dios, soy santo» (Levítico 19, 2). Jesús ha dado el rostro de la misericordia a la santidad. La misericordia es el más puro reflejo de Dios en nuestra vida humana. « Te asemejas a Dios por la misericordia hacia el próximo.» (Basilio el Grande). La misericordia es la humanidad de Dios. Es también el porvenir divino del hombre.


viernes, 26 de febrero de 2016

DIA MUNDIAL DE ORACIÓN

Escrito por el Comité del DMO de Cuba
4 de marzo de 2016
“Al recibir a las niñas y los niños, me reciben a mí.”

Orden de Culto
Preparación y ambientación:
CAFÉ DE BIENVENIDA: Ambientar un salón anexo con música cubana, para recibir a las personas que participarán de la celebración. Una mujer y/o niña dará la bienvenida e invitará a compartir café o limonada. Estas son bebidas muy usuales en Cuba para recibir amigas, amigos y visitantes. Vea en el texto del “Trasfondo sobre el país,”  las recetas de cómo se hace el café y la limonada al estilo cubano.
Mientras se comparten estas bebidas, expliquen el símbolo de la flor de la mariposa, y presenten fotos de la cotidianeidad cubana donde aparezcan niños y niñas o adultos haciendo algo en su favor. El espacio también será oportuno para compartir detalles sobre la geografía, la historia, la realidad de las iglesias y su labor diacónica, alegrías y dolores del pueblo cubano, a través de música, galerías de imágenes, y otros materiales audiovisuales. Después de este tiempo se invitará a pasar al templo o al lugar designado para continuar la celebración. Durante el recorrido hacia el templo se invita a cantar “Con alegría te queremos loar” (Música y letra de Heber Romero)
Preparación del altar: Se adornará el centro de adoración y/o altar con flores blancas como la flor nacional cubana – la flor de la mariposa. La flor de la mariposa es reconocida por su delicadeza y fragancia agradable, pero es también una flor que nos recuerda la resistencia, y la lucha por la libertad. Fue usada por mujeres que escondían en sus pétalos los mensajes que se enviaban a las tropas mambisas que intentaban liberar a Cuba del colonialismo español. La flor de mariposa nos recuerda hoy el compromiso que nos anima a unirnos en la construcción del Reino de Dios, dándole olor y belleza a la vida.  También se podrá disponer de telas con los colores de la bandera cubana: azul, blanco, rojo que se colocan en la pared de fondo o desde el altar hasta el pasillo central.
Reserve espacio en el altar para los símbolos que serán cargados en el procesional: la Biblia, la vianda con los frutos de la tierra (el boniato, la calabaza, la yuca, el maíz, la malanga, el plátano), vela, maracas, y caña de azúcar.
Prepare en papel la flor mariposa, que será entregada por las niñas a  cada participante. La flor será  el símbolo de la celebración, que en el momento del ofertorio será depositado con un compromiso.
Para hacer la lectura, invite a las personas según la composición de su grupo, buscando una participación  representativa, y especialmente, inter-generacional.
ORDEN DEL CULTO
Preludio: “Aclamemos al Señor”. (Letra de Pedro Triana, Música de Clara Luz Ajo)
Procesional de entrada: Mujeres de diferentes generaciones y niñas que van a compartir los testimonios, depositan los símbolos en el altar. Ellas pueden usar un vestido de colores claros, como el azul, amarillo, rosado o blanco, con varios vuelos en la falda; y un vuelo grande en el escote con cintas rojas a la orilla del vuelo.

Mujer anciana (LLEVA LA BIBLIA):
Me llamo Juana. Traigo en mis manos la Palabra de Dios. Muchas de las mujeres cristianas de mi generación mantuvimos la fe aun cuando se nos discriminaba por creer en Dios y reunirnos a celebrar. Trasmitimos la Palabra de Dios a nuestros nietos y nietas. Por nosotras ellos supieron del Dios que los ama y fueron creyendo en El. Permanecimos abriendo nuestros templos cuando muy pocas personas asistían, fuimos las piedras vivas que dieron razón de su esperanza; por eso, somos mujeres con experiencias de resistencia y dolor, pero también con la alegría de ver cómo la verdad florece y la Palabra de Dios es recibida con alegría en nuestro pueblo. Alabado sea Dios. (Coloca la Biblia en el altar)
Mujer Adulta Joven (LLEVA UN  RECIPIENTE PARA LA COCINA LLENA DE VIANDAS):
Mi nombre es Yamilka. Soy una mujer con múltiples jornadas de trabajo: la jornada laboral, la atención a la iglesia y a la familia.  Les traigo frutos de la tierra porque las mujeres de mi generación tienen la responsabilidad de hacer la comida diaria con creatividad y alimentar a sus hijos e hijas. Un plato tradicional cubano es el ajiaco. Es un caldo en el que se unen los diferentes frutos que producimos: la yuca, el boniato, la calabaza, la malanga, el plátano y el maíz. Esta mezcla es muy sabrosa y cada fruto hace su aporte, dando lugar a un nuevo sabor. Así es nuestra vida, somos diversas: médicas, arquitectas, maestras, constructoras, pastoras, músicas, peluqueras, obreras agrícolas, cuentapropistas, etc… pero a todas nos une algo: la creatividad para alimentar y cuidar  de la familia en la lucha por la sobrevivencia, y el aporte que hacemos a la sociedad con nuestros dones y sabiduría. Nosotras le damos sabor a la vida diaria. Alabado sea Dios. (Coloca el recipiente en el altar)
Mujer Joven (LLEVA LA VELA):
Mi nombre es Liudmila, desde muy pequeña escuchaba los relatos bíblicos que me contaba mi abuela Juana. Asistía con ella a la iglesia, a las diferentes actividades y a la escuela de verano que daban todos los años para niños y las niñas. Sigo su camino en mi grupo de jóvenes. Represento a las mujeres jóvenes que con la luz de mi generación ansían iluminar las oscuridades de nuestro contexto. Hemos estudiado gratuitamente, tenemos una carrera universitaria, y estamos aportando a nuestras familias y comunidades. A pesar de esto no logro los recursos necesarios para satisfacer las necesidades propias y de mi familia. La crisis económica del país nos golpea hace años, nuestros salarios no alcanzan. El éxodo nos sigue desangrando; muchas de mis amigas y amigos residen ahora fuera del país, cada despedida hace crecer en mí un gran sentimiento de soledad y frustración. Yo confío que las luces de mi generación ayudaran a encontrar caminos a muchos jóvenes, hombres y mujeres que no vislumbran el porvenir en nuestro país. Nuestra descendencia tiene derecho a disfrutar de esta tierra tan hermosa que Dios nos confió. Alabado sea Dios. (Coloca la luz en el altar)
Niña 1: Yo soy Olivia, vengo de la zona oriental y  traigo la alegría y el ritmo. Me gusta mucho asistir a la iglesia todos los domingos y hablarles a mis amiguitos de Dios. Yo vivo con mi mamá. Mi papá es médico y cumple misión en Venezuela. Yo me siento muy orgullosa de él, pero extraño mucho a mi papito. Aunque mi mamá no me acompaña a la Iglesia, siempre le cuento lo que allí me enseñan. (Toca las maracas y las coloca en el altar)
Niña 2: Yo soy Ana Paula, vengo de la zona central y les traigo el amor en este  trozo de caña. En  Cuba todos los niños y niñas jugamos con nuestros compañeritos de aula, y también con los amiguitos del barrio. Asistimos a la escuela, y aunque en ocasiones los adultos no nos escuchan, nos sentimos queridos y no tenemos que trabajar para vivir. (Caña de azúcar, lo coloca en el altar)
Niña 3: Yo soy María Carla, vengo de la zona occidental y me gusta venir a la iglesia, donde me siento muy alegre y canto con los otros niños y niñas. Y ahora les invito a saludarnos como lo hacemos en Cuba: con un beso en la mejilla y un abrazo, o dándonos las manos y  decimos: ¡Buenas noches!
Vamos  a saludarnos con alegría mientras escuchamos música y cantamos.
Canto: “Viva Dios la tierra exclama” (Letra de Pedro Triana, Música de Clara Luz Ajo)
Llamado a la adoración:
Guía: Dios de la historia, generaciones enteras han enaltecido tu nombre.
Participantes: Alabamos tu presencia con alegría y nos unimos al canto del sinsonte, de las palmas, de los ríos y de toda la creación.
Lectora: Jesús, Maestro de sabiduría, fuente de valores eternos donde bebemos el amor
Participantes: Alabamos tu presencia en medio nuestro al son del tres, claves, maracas y bongó.
Niña 2: Espíritu, santa sabiduría, que te revelaste a los más pequeños y que estás presente hoy en nuestros sueños y esperanzas.
Participantes: Alabamos tu presencia en medio nuestro y te presentamos los sueños de los ancianos, las visiones de los jóvenes, y la sabiduría de la niñez.
Lectora: Dios de nuestra existencia, como niño juegas con la vida y la vistes de encanto. Tú sabes hacer de cada día, un milagro y de cada instante un motivo de celebración.
Participantes: Alabamos tu bendito nombre y anunciamos tu Reino. En el nombre de Jesucristo. Amén.
Canto: “Vengan, vengan todas.” Letra y Música: Lois Kroehler.
Oración de invocación:
Niña 1: Dios de la vida, tú has estado presente en todas las generaciones.   Somos  los niños y las niñas que te recibimos a Ti; y te pedimos que inspires esta celebración. Así como inspiraste a la humanidad con el nacimiento de un pequeño niño, que nos enseñó el milagro del amor, oramos en el nombre de este niño - Jesucristo. Amén
Canto: “Alabanza criolla.”  (Letra y música de Heber Romero)
TIEMPO DE CONFESIÓN Y RECONCILIACIÓN:
Guía: Como la flor de la mariposa que crece junto a los arroyos y necesita la frescura del agua para mostrar su hermosura, así también necesitamos del amor de Dios y del río de su sabiduría. Tengamos un tiempo de confesión en el que reconozcamos los momentos en los que no hemos respondido a la invitación de recibir este amor de Dios.  Unamos nuestras voces para pedir perdón con el canto “Espíritu de vida” (Letra y Música de Clara Luz Ajo)
Responso: Espíritu de vida, escúchanos, danos tu esperanza, danos tu fuerza y amor.
Lectora: Confesamos Señor, que no te recibimos cuando no respetamos los derechos de la niñez negándoles espacio de participación en nuestras Iglesias, familias y sociedad.
Niña 3: Ayúdanos a aprender de los niños y las niñas a recibir al otro y a no hacer acepción de personas, y más bien buscar la reconciliación en nuestras comunidades.
Lectora: Reconocemos que no siempre reflejamos la alegría de la niñez, ni celebramos la plenitud de Dios en la diversidad de su creación.
Asamblea: Espíritu de vida, transfórmanos, danos tu esperanza, danos tu fuerza y amor.
Lectora: Perdónanos cuando no abrimos espacios genuinos de diálogo entre diferentes generaciones;  dando lugar a desconfianza y luchas de poder que nos dañan.
Lectora: Reconocemos que no levantamos nuestra voz lo suficiente para denunciar injusticias como el bloqueo económico que sufre el pueblo en Cuba, por más de 50 años, y que repercute en la salud y alimentación especialmente de los infantes.
Lectora: Perdónanos cuando invisibilizamos el maltrato cotidiano hacia las mujeres, las niñas,  los niños, y las personas ancianas en diferentes ámbitos como el familiar, laboral,  social y eclesial.
Asamblea: Espíritu de vida, libéranos, danos tu esperanza, danos tu fuerza y amor.
Lectora: Admitimos nuestra responsabilidad por  los muros que levantamos, que nos impiden acompañar a nuestro pueblo, y dar razón de nuestra fe y esperanza.
Asamblea: Espíritu de vida, perdónanos, danos tu esperanza, danos tu fuerza y amor.
Seguridad de perdón:
Niña 2: Escuchen esta buena noticia: ¡Dios es amor y nos recibe con los brazos abiertos! Dios escucha, como padre y madre, la confesión de nuestros corazones; y por Jesucristo nuestros pecados son perdonados. Que Dios ponga en nuestras vidas la seguridad de su perdón y nos permita caminar hacia su Reino. En el nombre de Jesucristo, Amén.
Lectura del Antiguo Testamento: Isaías 11: 1-10
Aclamación del Evangelio: “Aleluya, aleluya” (Música de Clara Ajo)
Lectura del Nuevo Testamento: Evangelio según San Marcos 10:13-16
Reflexión y actividad:
Después de la lectura del texto bíblico, prepare una mímica de la historia. Las participantes del procesional de entrada pueden ser las mismas de la mímica. Los gestos deben ser hechos en silencio y de manera bien enfática para marcar la diferencia de la actitud de los discípulos, de Jesús, de los que llevaban a los niños y niñas, y de los propios niños y niñas de la historia.
Guía – Jesús no está rechazando ideas en cuanto a los niños, sino a la actitud  hacia a los niños. Jesús al recibir a los niños y niñas, -y ¿quién sabe?, sus madres y abuelas que posiblemente llevaban a sus pequeños -, recibe a todas las personas que le buscan. Jesús se coloca en la posición de recibir, mientras quien buscaba también se colocaba en la posición de recibir. Y en este encuentro, Jesús declara ‘aquel que no recibe el reino de Dios como un niño, no entrará en él’.
Reflexione en silencio sobre las actitudes de los diferentes personajes en esta historia: ¿en cuál rol te has encontrado en tu vida? ¿Quiénes son estos niños y niñas que Jesús hoy abraza, bendice y nos desafía a recibirlos como el Reino de Dios? ¿Cómo seguir compartiendo esta bendición?
Comparta con la persona a su lado su reflexión, y termine la conversación repitiendo el gesto de Jesús - un abrazo - y dígale como una bendición “Al recibir a las niñas y niños, me reciben a mí”.
Música Especial (Si la comunidad cuenta con un coro infantil previamente puede preparar un himno especial)
OFRENDAS:
Guía: Nuestras abuelas nos legaron el valor de la entrega y el compromiso con la obra de Dios. Es el momento para que junto a nuestras ofrendas, escribamos nuestros compromisos personales en los pétalos de la flor de mariposa que hemos recibido. Ofrendemos nuestras vidas a Dios.
Mientras se recogen las ofrendas,  se escucha el himno: “Lléname tú Jesús.” (Letra y música de Lysbeth Riera)
ORACIÓN DE GRATITUD E INTERCESIÓN:
Guía: Dios de la alegría que estás en los juegos de la infancia, el gozo que viene de ti es un don para ser aceptado y compartido.
Participantes: ¡Gracias, porque tú eres Dios-niño que nos llegas para quedarte en medio nuestro!
Lectora: Espíritu jubiloso, que permaneces en las cosas sencillas, en los encuentros y las rutinas necesarias.
Participantes: ¡Gracias, porque podemos recibir el Espíritu del gozo eterno!
Niña 3: Te agradecemos Dios por la convivencia de varias generaciones en los mismos hogares y la posibilidad de compartir tradiciones, sabidurías, y compañía. Te pedimos que actúes por medio de tu amor que reconcilia y restaura en medio de los conflictos familiares.
Participantes: Te lo pedimos Señor.
Lectora: Te damos gracias por la atención que recibe la infancia en nuestro país, y te pedimos por aquellos que están olvidados. Que nuestros oídos estén más atentos a sus  voces para juntos crecer en sabiduría y gracia.
Participantes: Te lo pedimos Señor.
Niña 1: Te damos gracias por los y las profesionales que han sido enviados desde Cuba para colaborar solidariamente con otros países en áreas como la educación y la salud,  y te pedimos por sus familiares que sienten su ausencia prolongada.
Participantes: Te lo pedimos Señor.
Mujer joven (Liudmila): Te damos gracias por que la juventud puede acceder a los estudios, y te pedimos que Tú les acompañes en su búsqueda de realización personal, inserción social y crecimiento profesional.
Participantes: Te lo pedimos Señor.
Lectora: Te damos gracias porque podemos contar con la sabiduría de las personas ancianas en nuestras familias y comunidades. Te pedimos que prevalezca el respeto y cuidado hacia las personas ancianas.
Participantes: Te lo pedimos Señor.
Mujer adulta joven (Yamilka): Te damos gracias por tus provisiones diarias de alimento espiritual y material. Te pedimos que acompañes a las familias que sufren por la crisis económica y la emigración.
Participantes: Te lo pedimos Señor.
Lectora: Te damos gracias por todas las personas que trabajan muy duramente por el desarrollo social, económico, cultural y espiritual en la isla de Cuba. Te pedimos que transformes los muros erguidos con el bloqueo económico en puertas que se abren para recibir.
Participantes: Te lo pedimos Señor.

COMPROMISO:
Participantes: Con la confianza y la verdad de ser criaturas amadas por ti, con un lugar en tu corazón, nos comprometemos a:
-        A ser amables y saber perdonar,
-        Aceptar a cada ser humano, ya que  es único y valioso para Dios,
-        Mantener la esperanza en un futuro de justicia y paz,
-        Recibir  a los  niños y las niñas para soñar, reír, danzar, amar sin distinciones.  
-     Nos comprometemos en nombre de aquel que nos enseñó a orar diciendo “El Padre Nuestro...”
ENVÍO:
Guía: Vayamos al mundo, con el corazón impregnado de la ternura infantil, de la esperanza del Reino de Dios, acogiendo a la gente con amor y sabiendo que “Al recibir a las niñas y niños, me reciben a mí.”
BENDICIÓN:
Dios nos bendice y nos envía al recibir a la infancia
en oración, fe, constancia, compromiso y alegría.
Al despuntar cada día, recibimos bendición
y acogemos la misión de cuidar y celebrar,
el milagro de inspirar toda vida, en oración.
Voz de mujeres, su luz  nos reúne y nos convida,   
al recibir toda vida recibimos a Jesús.